20130123

Homeland como entretenimiento... ¿y adoctrinamiento?


Espero que se encuentren estupendamente y que lo que va del año esté pintando de maravilla para ustedes. Como en otras ocasiones aprovecho para agradecerles sus visitas a mi blog y sus comentarios. Sé que no soy del todo constante por lo que en verdad valoro que en el momento en que escribo, ustedes se tomen el tiempo para leerme.


En esta ocasión, la entrada es un tanto distinta a las anteriores. Hace unos días comencé a ver Homeland, quería ver a qué venía tanta alharaca en las redes sociales y entre mis amistades. Debo confesar que me atrapó enseguida y terminé de ver las dos temporadas en menos de seis días, y ahora espero a que sea septiembre para saber qué sucederá con los personajes.  

Wikipedia la reseña del siguiente modo:

"Homeland es una serie de drama/thriller es una serie de drama/thriller desarrollada para la televisión estadounidense por Howard Gordon y Alex Gansa basada en la serie israelí Hatufim (Traducida como Secuestrado en español) creada por Gideon Raff. La serie estadounidense está protagonizada por Claire Danes como Carrie Mathison, una agente de la Agencia Central de Inteligencia que ha llegado a creer que un marine estadounidense, que fue hecho prisionero de guerra de Al-Qaeda, se convirtió en el enemigo y ahora representa un riesgo significativo para la seguridad nacional."[1]

Y es verdad que la serie cumple su propósito, los andares y desventuras de Carrie lo ponen a uno nervioso, la trama intriga y uno adquiere cierta simpatía por los personajes; pero más allá del entretenimiento, Homeland tiene un mensaje para cada uno de los grupos que la ven; para los espectadores en Estados Unidos, por ejemplo funciona como justificación para las atrocidades que, aunque no son nuevas, se han venido intensificando desde la última década, para difundir la idea errónea de que todo aquél que practique el islam como religión es un potencial terrorista y que el yihadismo es el modus operandi de todos los creyentes. Además de señalar y ridiculizar las diferencias sociales entre ambas culturas.

Para los seguidores de otras partes del mundo, manejan dos tipos de advertencias: la primera para avisar al mundo lo "malos" y lo diferentes que son los musulmanes, la segunda es mostrando lo poderosa que es la gran nación y su política de cero tolerancia con los terroristas[2].

La serie maneja al islam como algo retrógrada y perverso, y desde mi perspectiva el papel de víctimas que adquieren los norteamericanos y el cumplimiento de la justicia favoreciéndolos a ellos, además de ser representado de manera real es una prueba de la ideología que manejan. Durante cierta escena de la segunda temporada, nuestra heroína Carrie Mathison está interrogando a una prisionera que forma parte de la red del principal "terrorista" de la Serie, Abu Nazir; al preguntarle por qué se alió a él cuando el ejército americano destrozó su hogar, mató a su abuelo y la hizo perder todo lo que su familia poseía y no recibir respuesta, le da a entender que su situación y la de muchas víctimas son daños colaterales[3] y que cuando EEUU ataca, ellos deben poner la otra mejilla sin buscar venganza porque no es correcto. 

Es una serie, es ficción y quizás sea yo quien está sobreentendiendo la trama y el guión, aunque sería muy interesante ver qué tal manejarán el hecho de que la mayoría que seguimos la serie, sintamos empatía por el “bando contrario” y su causa como lo han venido manejando desde la última década. Pero lo que sin duda no es ficción en Homeland, es el mensaje de odio a lo diferente, la demostración del despliegue de poder ante otras naciones y la legitimación oficial del odio a todo lo proveniente de medio oriente. Y citando al Corán:

 ألا للتنبيه إنهم هم المفسدون ولكن لا يشعرون  بذلك.

¿No son ellos, en realidad, los corruptores? Pero no se dan cuenta.[4]

@btljusbtljus


[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Homeland_(serie_de_televisi%C3%B3n)
[2] Sí, de cualquier región o credo
[3] Frase famosa en México desde el sexenio pasado
[4] Surat Al-Baqarah 2:12



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada